ENTRENAMIENTO DEL CANTO I



Esta es una fase delicada, y llena de secretos.
De entrada hay dos tipos de entrenamientos:
  1. Entrenar al pájaro para que cante cuando lo ponen ante el juez, y
  2. Entrenar al pájaro para sacar de él el mejor canto de que sea capaz.
El primero de estos puntos es el más fácil. Básicamente consiste en acostumbrar a los pájaros a estar en un lugar oscuro, de forma que cuando se pongan ante el juez, sea la hora que sea, canten estimulados por la luz.
En España, sobre septiembre u octubre, se sacan los machos de los jaulones de vuelo, y se meten en jaulas individuales de concurso, como las de la fotografía de la izquierda.
Se dejan en estas jaulas, permitiendo que se vean unos a otros durante 2 ó 3 días. Pasados los cuales, se ponen de forma que los pájaros no se vean entre si. Por ejemplo metiéndo las jaulas en los cajones de transporte, sin poner la tapadera (ver jaulas), o insertando unos separadores entre las jaulas.
Han de permanecer en un lugar no muy iluminado, para que se vayan acostumbrando a la oscuridad. Esto se consigue poniendo en penumbra la habitación en que se encuentren, o usando una cortina oscura dispuesta por delante de las jaulas.
Varias veces al día se sacará a los pájaros de uno en uno o en grupos de 4, a un lugar más iluminado para oirles cantar e ir formando los equipos con aquellos que canten mejor y que tengan una canción parecida. Si se usa una cortina para limitar la luz, bastará con descorrer la cortina.
Una o dos semanas antes del primer concurso, ya tendremos hechos los equipos y seleccionados los pájaros que concursarán individualmente. Si no lo hemos hecho ya, meteremos las jaulas en los cajones de transporte para que se acostumbren a estar en ese sitio.
Ya solo queda sacarlos varias veces al día para que entren en la rutina de cantar cuando se les saca a la luz. Hay que sacarlos en distintas habitaciones de la casa, y en distintas posiciones dentro de la habitación. Hay que montarlos en el coche y llevarlos a otros sitios, y sacarlos en esos nuevos lugares, para que consideren normales los ruidos y movimientos del coche. Y finalmente, resulta útil construir una cabina similar a las usadas en los concursos para que cuando se les introduzca en la cabina del concurso ante el juez, consideren que están en una situación habitual y canten.
Conseguir que el pájaro desarrolle su mejor canto es ya más difícil. Básicamente se usan tres técnicas, opuestas unas a otras, que por orden de efectividad según mi criterio son las siguientes:



1. Entrenamiento aislados por familias.
Se aislan las crías de los padres. Se agrupan en jaulones de vuelo, poniendo a los que tienen un canto similar o son de una misma familia al mismo nivel horizontal. Y se les pone música para que el canto de los distintos grupos pueda evolucionar con independencia respecto a los otros. Esta técnica pretende que el pájaro invente, pues no tiene el modelo de su padre, y además, que haga las variantes de trinos en los que se sienta más cómodo, que serán aquellos en los cuales va a tener más posibilidades de ser brillante.
2. Entrenamiento con los padres, o con tutores.
Suponen los partidarios de esta técnica que siendo el padre bueno, como el hijo tendrá unas cualidades fisiológicas para el canto similares, podrá imitar correctamente al padre o mejorarlo. También se usan distintos pájaros tutores que ejecutan bien determinados trinos, para enriquecer el repertorio y la ejecución de las canciones de los jóvenes aprendices.
3. Entrenamiento con cintas o discos.
Los partidarios de esta técnica, seguida con gran éxito entre los silvestristas, someten a los jóvenes pájaros a sesiones intensivas de escucha de cintas con buenas canciones hasta que se las aprenden. Lo malo es que quizá no saquen del pájaro todo lo que hubiera dado él por si mismo. Se conoce a este procedimiento con el nombre de "herrar" el pájaro, y se consiguen pájaros "rellenaplanillas", porque hacen todos los trinos y, a veces sin brillantez, logran una buena puntuación al sumar puntos por todos y cada uno de los posibles trinos recogidos en la planilla.


Entrenamiento del canto II

Supongamos que ya hemos conseguido que los pajaritos canten al sacarlos a la luz, y que hemos logrado que ejecuten una buena canción (dejandolos sin maestro o bien con buenos tutores o grabaciones), todavía nos queda a los criadores una delicada tarea: llevarlos al concurso en plena forma.
El canto del canario no es algo estático, sino que cambia continuamente en especial en el primer año, y ahora la tarea es hacer coincidir el momento más brillante de su canto con el de los concuros.
En la evolución del canto del canario se distinguen tres fases: 

  1. Subcanción.Se llama así al gorgojeo de los jóvenes antes de tener una canción clara.
  2. Canción Plástica ó Repaso.Es una fase en la que el pájaro con unas mayores capacidades de canto ejecuta una canción más variada y más clara. Se denomina canción plástica porque la estructura de su canto va variando.
  3. Canción estable o estereotipada.Canto adulto que persiste con mayor o menor calidad y cantidad de trinos hasta la ipoca de muda, en la que el ejemplar adulto suele iniciar de nuevo una fase de cancisn plastica.
En resumen la calidad del canto en cuanto a variedad y calma en el ritmo de emisión tiene una curva ascendente con su cumbre en la canción plástica, que luego desciende en el canario adulto en celo.
Los pájaros se han de enjaular de forma individual cuando han acabado por completo la muda (las plumas de la cabeza están totalmente mudas), y su canción empieza a fraguarse. A partir de ese momento pueden llegar al momento más pleno en un mes o mes y medio.

Hay técnicas y trucos que nos permitirán guiar la evolución de la canción plástica para que la curva del canto alcance su máximo. Estos trucos los podemos dividir en dos grupos: trucos para enriquecer el canto, y trucos para frenar el declive.




Trucos para enriquecer el canto.

  • Los pájaros han de tener luz. Es un error frecuente encerrarlos demasiado para asegurar que canten ante el juez, pero la falta de luz inhibe el canto y por consiguiente su desarrollo pleno.
  • Alimentación rica. Un poco de huevo con pan rallado les anima a cantar. Lo mismo ocurre si les damos lechuga, manzana o semillas variadas. Por supuesto las vitaminas favorecen que el pájaro cante, pero muchos las desaconsejan completamente porque temen que el pájaro se encele y pase rápidamente a la fase de canto adulto en celo. Para evitar ésto hay aficcionados que les dan complejos vitamínicos que no contengan la vitamina E, favorecedora de las actividades reproductoras.
  • Encerrarlos en jaulas individuales cuanto antes acelera que entren en la fase de desarrollo de la canción plástica. Pero esto conlleva el peligro de que si no tienen todavía desarrolladas sus aptitudes para el canto, al querer marcar su dominio sin facultades desarrollen una canción pobre con giros defectuosos.
  • Aislar grupos de pájaros de otros grupos formados, evita el peligro de que el grupo dominante inhiba el canto de otros grupos e impida su desarrollo y enriquecimiento.
  • Hemos de retirar ejemplares que hagan giros fáciles y que no nos gusten para evitar que los demás los copien al tener éstos giros una ejecución más sencilla.
  • Cuando las jaulas están colocadas fromando una torre, como se disponen en los concursos, los pájaros de abajo se sienten a veces cohibidos por el canto de otros que están en una posición más alta. Subir la posición de la jaula en la torre nos ayudará a que el pajarito se anime más a cantar.

Trucos para frenar el declive.

  • Si un pájaro empieza a cantar muy fuerte, subiendo la posición de los palos en la jaula se le fuerza a una posición más horizontal que le obliga a hacer un canto más suave.
  • Incrementar la cantidad de nabina en la mezcla alpiste-nabina provoca un retraso en la maduración sexual del canario que hace que baje el tono de sus cantos.
  • La limitación de la luz frena el desarrollo del canto y frena la maduración sexual del canario.
  • La colocación de una rejilla de alambre o de hilo de pescar en la base de la jaula de competición evitará que el pájaro cante desde el suelo adoptando una actitud erguida que favorece el canto muy fuerte. Además y de paso, evitaremos que ante el Juez se dedique a rebuscar alpiste en el suelo de la jaula en vez de cantar.
  • El baño también tranquiliza algo a los pájaros. En una ocasión en que mis pájaros desarrollaron un canto no deseable, me recomendaron que echase nuevamente a los pájaros en un jaulón todos jutos para que se pelearan y se bañaran, pero no os puedo hablar del resultado porque no lo hice. 
  


Como puede apreciarse se trata de una labor de equilibrista, por eso es importante conocer la respuesta de nuestros pájaros, sobre todo teniendo en cuenta las grandes diferencias existentes de unas familias a otras dentro de la raza.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada